29 de Diciembre Devocional/ Devotional



Edición Gracia.


Nuestra ciudadanía y la eternidad

Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas. Filipenses 3:20-21 (RV1960)

Cambiador del Mundo: *Los cristianos nacidos de nuevo, que decidieron negarse a sí mismos, tomar su cruz y morir al yo,  tenemos la promesa de parte de Dios de que nuestra ciudadanía y eternidad será con Él en los cielos y como enseñan los versículos de hoy, de ahí estamos esperando a nuestro salvador Jesucristo, que también nos calificará y nos dará nuestra recompensa que durará por la eternidad, por lo que debemos aspirar a caminar en esta tierra buscando por su gracia vivir en su santidad  para que el día de nuestra partida, dejemos nuestro cuerpo mortal aquí en la tierra y recibamos un nuevo cuerpo de gloria que Cristo mismo nos otorgará.
Nuestra prioridad como hijos de Dios, es caminar trayendo dignidad, santidad y un testimonio de bendición a todos aquellos que todavía no conocen a Jesús y mucho menos le han entregado su vida. Recordemos cuando también nosotros estábamos perdidos y sin rumbo, alguien vino y nos habló de Jesús, y nos predicó que la salvación solo la recibiríamos por arrepentirnos de nuestros pecados y tener fe en Jesús.
Ahora nosotros debemos predicar todos los días para que mucha gente sea salva y pase la eternidad con Dios, pues no queremos ser cristianos estériles sino siervos de Dios que se reprodujeron por la gracia del Señor y ganaron muchas almas para el reino de los cielos.
Nuestra meta principal es la eternidad y no podemos desviar nuestra mirada de ella porque en cualquier momento nosotros también partiremos de este mundo e iremos de regreso a nuestra casa en los cielos (Juan 14:2-3).
Hoy es tu día de salvación si te entregas a Jesús, confesándole todos tus pecados y recibiéndolo como tu Salvador. Cristo en nosotros nuestra esperanza de gloria y victoria para cambiar el mundo (Romanos 10:8-13, Colosenses 1:27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.
*Gracia.


Grace Edition.

Our citizenship and eternity


For our citizenship is in heaven, from which we also eagerly wait for the Savior, the Lord Jesus Christ, who will transform our lowly body that it may be conformed to His glorious body, according to the working by which He is able even to subdue all things to Himself.
Philippians 3:20-21 (NKJV)

World Changer: *Born again christians that decided to deny themselves, take their cross and die to the self have the promise from God that our citizenship and eternity will be with Him in heaven just as today’s verses teach, from there we will be waiting our saviour Jesuschrist who will also qualify us and give us our reward that will last for eternity, so we must aspire to walk on this earth seeking by his grace to live in his holiness so that on the day of our departure, we leave our mortal body here on earth and let us receive a new body of glory that Christ himself will bestow on us.
Our priority as God’s children is to walk bringing dignity, holiness and a testimony of blessing to all those that still don’t know Jesus and much less have they surrender their lives. Let us remember when we also were lost and aimlessly, someone came and told us about Jesus, and preached to us that we would only receive salvation by repenting of our sins and having faith in Jesus.
Now we must preach every day so that many people are saved and spend eternity with God, because we do not want to be sterile Christians but servants of God who reproduced by the grace of the Lord and won many souls for the kingdom of heaven.
Our main goal is eternity and we can not deviate our eyes from it because any moment we will depart from this world and we will go back to our home in heaven (John 14:2-3).
Today is your day of salvation if you surrender to Jesus, confessing all your sins and receiving him as your Savior. Christ in us our hope of glory and victory to change the world (Romans 10:8-13, Colossians 1:27, 1 Corinthians 15:10, 57). Hallelujah.
*Grace.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s