24 de Agosto Devocional/ Devotional

To read the Devotional in English swipe down.
Edición Gracia.

Vidas ganadas para Dios sin palabras


Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, considerando vuestra conducta casta y respetuosa.
1 Pedro 3:1-2 (RV1960)


Cambiador del Mundo: *Dios esta haciendo una exhortación a todas las mujeres casadas a que por la gracia de Dios, estén sujetas a sus maridos para que los que no creen en la Palabra que es la Biblia, sean ganados sin palabras por el testimonio de Cristo en la vida de su esposa. Que se puedan dar cuenta de que ahora hay respeto y honra para ellos en la vida de estas esposas que se convirtieron en hijas de Dios.
Muchas veces es la mujer la que primeramente conoce a Jesús en la familia y esto provoca que los pensamientos, palabras y acciones de esta nueva sierva de Dios, cambien y sean diferentes a como ella actuaba y pensaba antes de conocer a Cristo y causa que su marido también empiece a creer en Dios sin reserva, porque él mismo empieza a darse cuenta de que su casa está caminando en bendición.
Cuando una mujer se entrega a Cristo y toma la palabra de Dios como su nuevo manual de vida, ella impacta también el corazón de sus hijos, los cuales la empiezan a llamar bienaventurada tal como lo dice el libro de Proverbios 31:10-31.
Dios quiere según la Biblia que el hombre sea la cabeza de su casa y el que bendiga y cuide a su esposa e hijos (Efesios 5:23-29), pero si el esposo no es el primero que se convierte, él no podrá cumplir este propósito de Dios. Pero si la esposa es la que se entrega a Jesús, que sea la ayuda idónea para llevar a su esposo a un encuentro personal con Cristo.
Que muchas mujeres hoy puedan convertirse a Cristo si aun no lo han hecho, y sean de bendición a sus esposos y a sus hijos (Romanos 10:8-13).
Cristo en nosotros nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que cambia el mundo (Colosenses 1:27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.
*Gracia.


Grace Edition.

Lives won for God without words


3 Wives, likewise, be submissive to your own husbands, that even if some do not obey the word, they, without a word, may be won by the conduct of their wives, 2 when they observe your chaste conduct accompanied by fear.

1 peter 3:1-2

World Changer:
*God is doing an exhortation to all married women that by God’s grace would be subjected to their husbands so the ones that do not believe in the Word which is the Bible, may be won without words by Christ’s testimony in the life of his wife. May they realize that there is now respect and honor for them in the lives of these wives who became daughters of God.
Many times it is the woman who first meets Jesus in the family and this causes the thoughts, words and actions of this new servant of God to change and be different from how she acted and thought before meeting Christ and causes her husband also begins to believe in God without reservation, because he himself begins to realize that his house is walking in blessing.
When a woman surrenders to Christ and take God’s Word as her manual of life, she impacts also in the heart of her children, which begin to call her blessed just as the book of Proverbs 31:10-31 says.
God wants according to the Bible that the man may be the head of his household and the one who blesses and takes care of his wife and children (Ephesians 5:23-29), but if the husband is not the first that converts, he might not fulfill this purpose of God. But if the wife is the one who surrenders to Jesus, that she may be the ideal help to take her husband to a personal encounter with Christ.
May many women may be able to convert to Christ today if you haven’t already, and be a blessing to your husbands and children (Romans 10:8-13).
Christ in us our hope of glory and our world-changing victory (Colossians 1:27, 1 Corinthians 15:10, 57). Hallelujah.
*Grace.

2 comentarios sobre “24 de Agosto Devocional/ Devotional

  1. Bien cierro!
    Recuerdo en los primeros años cuando llegue a la iglesia
    La hermana Julieta cada vez que me miraba me decía: “la mujer santifica a su marido” y eso hacía algo en mi que fue cambiando mi actitud hacia mi esposo y de hecho hacia mis hijos. Hoy gozo de mi matrimonio y aunque no estamos “ahí” estamos caminando juntos a una restauración completa para la gloria del Señor.

    Le gusta a 1 persona

    1. Amen! que bendición poder leer estos testimonios, oramos que Dios siga bendiciendo su familia y sienso su esperanza de glroria. !Bendiciones!

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s