8 de Enero Devocional/ Devotional

Edición de promesas


Exhortación a padres e hijos.


He aquí, yo os envío al profeta Elías antes que venga el día del Señor, día grande y terrible. Él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que venga yo y hiera la tierra con maldición.
Malaquías 4:5-6 (NKJV)

Cambiador del Mundo: Estos son los dos últimos versículos del todo el Antiguo Testamento, donde se nos exhorta para que los padres amen a sus hijos y los hijos amen a los padres, antes de que venga el Señor y hiera la tierra con maldición por causa de familias divididas donde nadie está siguiendo la Palabra que Dios les ha dado. Al día de hoy, un altísimo porcentaje de familias están padeciendo división y destrucción, porque la relación padres e hijos se ha dañado y está fuera de control. *La promesa que puede sanar a una familia y obviamente a las familias de la tierra, es que los padres empiecen a buscar de Dios y se comporten como verdaderos hijos del Altísimo, para que los hijos puedan imitar el testimonio de sus padres y puedan comportarse como hijos obedientes. El Apóstol Pablo enseña en su carta a los Efesios, que si los hijos obedecen a sus padres, les irá bien en todo y tendrán larga vida (Efesios 6:1-3). Honrar a padre y a madre es el primer mandamiento con promesa y Dios insiste una y otra vez para que este sea el corazón de los hijos. Y a los padres exhorta que no provoquen a ira a sus hijos, sino que los críen en disciplina y amonestación del Señor (Efesios 6:4). Hoy es el día de que recibas a Cristo en tu corazón si todavía no lo haces, para que recibas perdón, salvación y vida eterna (Romanos 10:8-13). Cristo en nosotros nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que por gracia cambia el mundo (Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.

*Promesa.

Exhortation to parents and children


Promises Edition

Behold, I am sending you the prophet Elijah before the great and terrible day of the Lord comes. He will turn the hearts of the parents toward their children, and the hearts of children toward their parents, lest I come and strike the earth with a curse.
Malachi 4: 5-6 (NIV)

World Changer: These are the last two verses of the entire Old Testament, where we are exhorted that parents love their children and children love their parents, before the Lord comes and strikes the earth with a curse because of divided families where no one is following the Word that God has given them. To this day, a very high percentage of families are suffering division and destruction, because the relationship between parents and children has been damaged and is out of control.
*The promise that can heal a family and obviously families from earth is that parents start to look for God and behave as true children of the Most High so the children can imitate the parents testimony and can behave as obedient children.
Apostle Paul teaches in his letter to the Ephesians that if the children obey to their parents, everything will go well for them and they will live long (Ephesians 6: 1-3). Honoring father and mother is the first commandment with promise and God insists again and again that this be the heart of the children. And He exhorts parents not to provoke their children to wrath, but to bring them up in the discipline and admonition of the Lord (Ephesians 6: 4).
Today is the day to receive Christ in your heart if you haven’t done it yet, so that you receive forgiveness, salvation and eternal life (Romans 10:8-13).
Christ in us our hope of glory and our victory that by grace changes the world (Colossians 1:26-27, 1 Corinthians 15:10,57). Hallelujah.

*Promise