3 de Febrero Devocional/ Devotional

20200203_074542_0000

Aborrezco a los hipócritas, pero amo tu ley. Tú eres mi escondedero y mi escudo; en tu palabra espero.

Salmos 119:113-114 (LBLA)

Cambiador del Mundo: Son palabras muy fuertes en la boca del salmista, pero tan reales como la vida misma, y además en muchas ocasiones el Señor señala en Su Palabra, que no resiste la falsedad y mucho menos el doble ánimo porque todo aquel que sea así, será vomitado de la boca de Dios (Apocalipsis 3:15-16, Proverbios 11:1). Durante el ministerio de Jesús en la tierra, hubo una reprensión que Él le dio a los fariseos, y señalando que ellos ponían cargas pesadas y difíciles de llevar sobre los hombros de los hombres, pero ellos ni con un dedo querían moverlas. Antes hacían todas estas obras para ser vistos y aman los primeros asientos en las cenas y las primeras sillas en las sinagogas y les gusta las salutaciones en las plazas y que los hombres los llamen Rabí, Rabí (Maestro, Maestro). También señaló que estos escribas y fariseos hipócritas, cierran el reino de los cielos delante de los hombres; ni ellos entran, ni tampoco dejan entrar a otros. Nuestro Señor Jesucristo fue muy fuerte con todos aquellos que vivían en una apariencia religiosa contaminada y con un mal olor de hipocresía. A toda esta gente Jesús los llamó necios y ciegos porque les encantaba jurar en balde, manejando la ley a su conveniencia, porque dejaban a un lado la justicia, la misericordia y la fe. La hipocresía los hacía ciegos que colaban el mosquito y se tragaban el camello, que eran como vasos limpios por fuera, pero por dentro estaban llenos de robo e injusticia. Eran semejantes a sepulcros blanqueados que por fuera se muestran hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. Dura palabra fue esta, pero gracias a Dios por Jesús porque en El, se ha cumplido la ley y ahora todos los que en El creemos y lo hemos declarado Señor y Dios nuestro, también hemos sido renovados y limpiados para que ahora Cristo en nosotros sea nuestra esperanza de gloria y nunca nos jactemos de nuestra propia justicia por nuestras obras sino por el sacrificio, muerte y resurrección de Cristo y la fe en Su Nombre que nos hace salvos y para poder cambiar el mundo (Mateo capítulo 23, Romanos capítulos 3, 4 y 5). Aleluya.

20200203_075140_0000

I hate the double-minded, But I love Your law. 114 You are my hiding place and my shield; I hope in Your word.

Psalms 119:113-114 (NKJV)

World Changer: These are very strong words in the Psalmist’s mouth but so real as life itself and besides in many occasions the Lord points out in His Word that He does not resist falsehood and much less double mind because everyone who is like this will be vomited from the mouth of God (Revelation 3: 15-16, Proverbs 11: 1). During Jesus’ ministry on earth, there was a rebuke He gave to the Pharisees and pointing out that they put heavy and difficult burdens on the shoulders of men, but they didn’t even want to move them with one finger. In other times they did all these works to be seen and they love the first seats in the dinners and the first chairs in the synagogues and they like the salutations in the squares and that the men call them Rabbi, Rabbi (Teacher, Teacher). He also pointed out that these hypocritical scribes and Pharisees close the kingdom of heaven before men; neither they enter, nor do they let others in. Our Lord Jesus Christ was very strong with all those who lived in a polluted religious appearance and with a bad smell of hypocrisy. All these people Jesus called fools and blind people because they loved swearing in vain, handling the law at their convenience because they set aside justice, mercy, and faith. The hypocrisy made them blind who sneaked the mosquito and swallowed the camel, which was like clean glasses on the outside, but inside they were full of theft and injustice. They were similar to bleached graves that look beautiful on the outside, but inside they are full of dead bones and all filth. This was a hard word, but thank God for Jesus because in Him, the law has been fulfilled and now all those who believe in Him and have declared Him Lord and our God, we have also been renewed and cleansed so that now Christ in us may be our hope of glory and never boast of our own justice for our works but for the sacrifice, death and resurrection of Christ and the faith in His Name that saves us to be able to change the world (Matthew chapter 23, Romans chapters 3, 4 and 5). Hallelujah.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s