8 de Noviembre Devocional/ Devotional

20191108_065221_0000.png

El bendecirá a los que temen al Señor, tanto a pequeños como a grandes. El Señor os prospere, a vosotros y a vuestros hijos.

Salmos 115:13-14 (LBLA) 

Cambiador del Mundo: Es una prioridad como siervos de Dios tomar Su Palabra y llenarnos de ella pues esto dará un fruto de fe y esperanza en nuestro Señor Jesucristo y aprenderemos que solamente Él es nuestra ayuda y nuestro escudo y El también bendecirá a nuestros hijos y generaciones. Cuando no conocemos a Dios y vienen las pruebas, normalmente tratamos de buscar una salida basados en nuestra experiencia personal o en consejos de otras personas que muchas veces están atravesando problemas iguales o peores a los nuestros y tampoco han encontrado una solución. Todo esto nos lleva a la desesperación, vivir en ansiedad, y muchas veces hasta caer en depresión, por cuanto no levantamos nuestra mirada a los cielos de donde Dios promete que vendrá nuestro socorro (Salmo 121:1). Por eso es necesario que hoy nos detengamos y reflexionemos qué es lo que hemos hecho hasta el día de hoy de nuestra vida, porque nunca es tarde para arrepentirnos y recibir a Cristo en nuestro corazón, pues es el único camino para regresar al Padre y recibir todas las promesas que en la Biblia están escritas para todos aquellos que aman a Dios. Nuestra soledad y lejanía de Dios pueden provocar tragedias que podemos evitar con una simple y sincera devoción al Señor, que pueda no solamente alcanzarnos individualmente sino también a toda nuestra familia y generaciones, porque al final de la jornada, llegará un día en la que nuestros hijos crecerán y tendrán que enfrentar por sí mismos sus problemas y lo mejor sería que nosotros como padres les hayamos enseñado a depender totalmente de Dios, porque esa es la mejor herencia y la mayor riqueza que le podemos dejar el día que nos vayamos de este mundo (Deuteronomio 6:1-9). Así que, pidámosle a Dios la gracia para rendirnos plenamente a Él y dejar que Cristo sea en nosotros la esperanza de gloria (Colosenses 1:26-27). Aleluya.

20191108_065456_0000.png

He will bless those who fear the Lord, Both small and great. May the Lord give you increase more and more, You and your children.

Psalms 115:13-14 (NKJV)

World Changer: It is a priority as servants of God to take His Word and fill ourselves with it because it will give fruit of faith and hope in our Lord Jesuschrist and we will learn that only He is our help and our shield and He will also bless our children and generations.
When we don’t know God and The evidence comes, we usually try to find a way out based on our personal experience or on the advice of other people who are often going through problems that are the same or worse than ours and have not found a solution. All this leads us to despair, to live in anxiety, and many times until we fall into depression because we do not look up to the heavens from where God promises that our help will come (Psalm 121: 1).
That is why it is necessary today that we stop and think about our lives what have we done until today, because it is never too late to repent and receive Christ in our hearts because it is the only way to go back to the Father and receive the promises that are written in the Bible for all those that love God.
Our loneliness and remoteness from God can provoke tragedies that we can avoid with a simple and sincere devotion to the Lord, which can not only reach us individually but also our whole family and generations, because at the end of the day, a day will come when our children will grow up and have to face their problems for themselves and the best thing would be that we as parents have taught them to depend totally on God, because that is the best inheritance and the greatest wealth that we can leave the day we leave this world (Deuteronomy 6: 1-9).
So, let’s ask God for the grace to surrender fully to Him and let Christ be in us the hope of glory (Colossians 1: 26-27). Hallelujah.